Sweet Dreams

Dormir es uno de los mejores placeres que nos proporciona la vida. Es una actividad básica para el ser humano ya que además de descansar, permite regenerar células.  Respecto del número de horas a dormir, se recomienda que durmamos una media de 7 horas; ahora bien, dependiendo de la capacidad de cada persona ese total de horas dormidas implicará estar más tiempo o menos tiempo en la cama. Hay gente que piensa que durmiendo menos horas (5 o 6) es suficiente pero no es así ya que el proceso de recuperación corporal no se llega a completar. Puede que la persona se haya acostumbrado a dormir poco y cree estar bien, pero al final la falta de sueño es uno de los principales factores del estrés.

 

Una de las grandes tradiciones españolas es la de la siesta. Y bien verdad que es que es muy beneficiosa para la salud. Todos los expertos la recomiendan. Descansar durante media hora después de comer es más que recomendable, no hace falta entrar en un sueño profundo, el solo hecho de cerrar los ojos y desconectar es suficiente para recuperar energía y ser más productivo en el trabajo.

Las mejores condiciones para obtener un sueño de calidad son:

  • Evitar en la medida de lo posible los ruidos. Cualquier sonido, por pequeño que sea, como el que puede producir un aire acondicionado, o alertas de móviles o sonidos exteriores de la habitación (por tráfico, por animales.) pueden interrumpir el sueño. Aunque estemos durmiendo nuestro cerebro siempre permanece en alerta por lo que puede despertarse fácilmente. Si el ruido ambiente es alto siempre es recomendable recurrir a tapones para los oídos o audífonos especiales.
  • Que la temperatura ambiental sea la óptima. Esta condición será fácil de conseguir en el caso de dormir solo… pero en el caso de dormir en pareja siempre será más difícil llegar a un acuerdo. Por norma general, los hombres tienen una temperatura corporal más elevada que las mujeres. Para evitar discusiones y descansar mejor siempre se puede jugar con la ropa de cama estableciendo una base mínima para el más caluroso (o más calurosa) y para la otra parte complementar con más edredones o mantas
  • Evitar en la medida de lo posible la luz. Lo más efectivo para descansar es que no haya nada de luz, no solo de las lámparas o bombillas, también de los aparatos electrónicos. Se recomienda no mirar el móvil, ni el ordenador o ipad antes de cerrar los ojos ya que la luz que emiten es perjudicial para el sueño, por eso es mejor dejarlos fuera de la habitación o al menos dejarlos boca abajo. Nos consta que esta es una de las recomendaciones más difíciles de cumplir. jeje
  • Poner la mente en blanco. También es difícil de cumplir, pero hemos de procurar vaciar la mente de todos los pensamientos negativos y de las preocupaciones del día. De esta manera nos resultará más fácil conseguir un sueño profundo y evitar el estrés
  • Adoptar una postura adecuada para dormir. Hay que tener en cuenta que una mala postura puede provocar molestias articulares o dificultades para conciliar el sueño. La postura más recomendable es la de lado (decúbito lateral) porque mejora la recuperación del sistema nervioso y alivia la acidez estomacal. Esta postura también es la más recomendable para mujeres embarazadas
  • Practicar ejercicio físico diario, más recomendable a primera hora de la mañana o de la tarde (menos recomendable a última hora del día)
  • Mantener un horario de sueño estable, a ser posible levantándonos todos los días a la misma hora y evitando prolongar las horas habituales de sueño el fin de semana.
  • Por supuesto, evitar las bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes, así como otros estimulantes (cafeína, nicotina) ya que no van a ser las mejores aliadas para conseguir una óptima calidad del sueño.

Según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, el 45% de la población mundial padece problemas relacionados con el sueño. Las consecuencias de dormir mal son muchas e importantes. De hecho, algunas de las enfermedades que sufrimos en la actualidad como el alzhéimer, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la diabetes o la depresión tienen un vínculo significativo con la falta de una óptima calidad del sueño.

¡Ahora ya tenéis mucha información y buenos consejos para seguir… así que desde Tu Colchón de Fábrica os deseamos …felices sueños!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *