¿Sabes cómo desinfectar un colchón?

Si importante es tener una buena limpieza del hogar, no menos es mantener una buena limpieza del colchón, teniendo en cuenta la cantidad de buenas horas que pasamos en él. Con el uso y el paso del tiempo, en el colchón se pueden acumular polvo, ácaros y muchas manchas, es por eso que es recomendable limpiar el colchón frecuentemente. El sudor es uno de los mayores responsables de la aparición de manchas y humedad en el colchón y en el caso de los colchones infantiles, la orina será, sin duda, una de las manchas a combatir.

Una buena higiene semanal de tu habitación, conlleva:

  • Cambiar las sábanas todas las semanas
  • Utilizar un protector de colchón
  • Ventilar la habitación unos minutos antes de hacer la cama
  • Sacudir bien almohadas y sábanas antes de hacer la cama
  • Aspirar el colchón semanalmente

Si observamos que en nuestro colchón aparecen manchas podemos utilizar productos o elementos que son muy útiles a la hora de limpiar:

  • El limón con agua es ideal para las manchas como la orina, el sudor o el vómito. Además de ayudar a eliminar de manera permanente los olores del colchón
  • El bicarbonato también es un buen remedio para eliminar manchas difíciles si se mezcla con agua tibia
  • El vinagre blanco se puede utilizar también para eliminar manchas como las de orina o sudor mediante un paño húmedo y frotando la zona afectada
  • Para las manchas de sangre el agua oxigenada es el remedio más efectivo. Se puede aplicar directamente sobre la mancha con un paño
  • El detergente es otro buen método si los remedios caseros no funcionan y mejor si es líquido. Se frotaría la zona con un paño humedecido con el detergente y agua, se dejaría actuar un poco y después se limpiará con agua hasta que se seque bien.
  • Si ninguno de estos remedios funciona se podría utilizar también algún tipo de disolvente, pero hay que tener en cuenta que estos pueden acabar dañando el colchón.

En función del tipo de mancha se puede, pues, aplicar uno y otro remedio:

 

  • Para el polvo acumulado lo mejor es aspirar el colchón
  • Para la orina (tipo de mancha muy frecuente evidentemente en los colchones infantiles), lo recomendable es retirar las sábanas, el empapador y el protector para lavarlos y se limpia el colchón con agua con limón o con vinagre blanco si está reciente. Si la mancha estuviera más seca, tal vez mejor probar con el, bicarbonato sódico: se espolvorea el colchón, se cubre con el plástico y se deja actuar unas horas, después se retira envoltorio y se pasa el aspirador.
  • Para el sudor lo más efectivo es la utilización de una mezcla de amoniaco, agua y jabón líquido y se frota un poco la superficie del colchón con una esponja escurrida. Este tipo de manchas es muy común ya que todas las personas en mayor o menor medida sudamos, sobre todo en verano. Una buena ventilación y el cambio frecuente de sábanas y protector complementará un buen mantenimiento del colchón.
  • Para las manchas de sangre se puede aplicar un poco de agua oxigenada y limpiar con un paño. Si la mancha está recién hecha se puede frotar con agua o leche fría para ayudar a que no penetre en el tejido. Si la mancha está más reseca o ha penetrado en los tejidos mejor utilizar una mezcla de bicarbonato y agua fría (se extiende un paño humedecido y se deja actuar durante 30 minutos; después se retira con agua y se deja secar)
  • Para las manchas de humedad lo primero sería conveniente airear el colchón, preferiblemente al sol. Una vez la humedad se seque, se puede pasar la aspiradora para quitar el moho, si lo hubiera, y después aplicar algún tipo de disolvente. Se enjuaga bien con agua tibia y se aplica un desinfectante. Si la humedad persiste y reaparece el moho, la mejor solución es cambiar de colchón. Las humedades suelen aparecer en tipos de colchones que no permiten la transpiración y tras acumular manchas de sudor. Generalmente este tipo de manchas cuando se descubren ya no se puede hacer nada porque han perjudicado seriamente al colchón, pero si que se pueden combatir de manera aislada.
  • Para las manchas de vómitos lo mejor es rociar el colchón con vinagre y dejarlo actuar 10 minutos (después evidentemente de cambiar las sábanas y el protector) . Después espolvorear con bicarbonato, dejar unos minutos y después pasar la aspiradora. Si la mancha persiste se puede frotar con una esponja humedecida con agua oxigenada.

 

Independientemente de las manchas es muy recomendable llevar a cabo una limpieza a fondo del colchón cada 6 meses aproximadamente , aprovechando el momento en el que se cambia de posición. Ahora ya tienes claro cómo de importante es mantener una buena higiene del colchón .. , ¿lo ponemos en práctica?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *