Postureo

No se trata de que ofrezcas tu mejor pose para la foto de Instagram, no obstante… no dejes de sonreír 😀

Si en el anterior post te desvelábamos los mejores consejos para conseguir un óptimo sueño, en esta ocasión vamos a hablar de las diferentes posturas para dormir con sus pros y contras. Tan importante es descansar en un entorno adecuado sobre un buen colchón y somier (como los que te ofrecemos en TuColchóndefábrica.com) como el hecho de adoptar una buena postura para conseguir conciliar un feliz descanso. De hecho, no por dormir más horas se puede llegar a alcanzar un nivel de descanso óptimo, lo importante es que las horas dedicadas al sueño (aconsejable una media de 7) sean de buena calidad. En ocasiones la raíz del problema puede estar provocado por una mala postura al dormir que puede producir molestias articulares al día siguiente.

Estas serían las posturas más habituales:

  • Dormir de lado (decúbito lateral) es la postura que los expertos más recomiendan ya que es la que mejor permite la recuperación del sistema nervioso y más alivia la acidez estomacal. Más en concreto dormir sobre el lado izquierdo porque está demostrado que beneficia el drenaje linfático del sistema nervioso central. Ayuda a mantener constante nuestro volumen y la presión sanguínea, así como a mejorar el funcionamiento del sistema inmune. Un mal drenaje linfático puede ocasionar trastornos neurológicos como la esclerosis múltiple. Además, respecto de la posición de nuestros órganos, por ejemplo, el corazón, dormir hacia el lado izquierdo impide la obstrucción de la arteria aorta. Y una última ventaja es que facilita la digestión; el estómago y los intestinos delgado y grueso están ligeramente inclinados hacia la izquierda de manera que recostarse sobre ese lado izquierdo hace que los alimentos pasen a través de estos órganos con más facilidad
  • Dormir con posición fetal es también una posición de lado, pero con un recogimiento mayor; buena, por tanto, para mejorar el flujo estomacal. Mejora la respiración por lo que es recomendable para las personas que padecen de apnea del sueño y para todo aquel que ronque. Además, pasar la noche tumbado alivia el peso sobre la columna vertebral porque está más alineada que de espaldas o boca abajo.
  • Dormir con la postura del misionero, sin malpensar ..que no tiene nada que ver con la postura sexual! ; ) implica dormir completamente estirado con los brazos alargados frente a la cara y formando un ángulo de 90º entre tronco y brazos.
  • Dormir boca abajo con la cabeza de lado y los brazos hacia la almohada se llama posición de “caída libre” y no es una postura demasiado aconsejable porque se ejerce una presión fuerte sobre los músculos y puede causar dolores o molestias. Al dormir sobre el estómago y el pecho nos impide tener una respiración fluida. En cambio, si que favorece una buena digestión. De todos modos, es la postura menos recomendable.
  • Dormir boca arriba es para muchos la postura preferida porque la espalda reposa completamente sobre el colchón y permanece estirada. En esta postura si nuestra almohada nos hace tener la cabeza muy alta puede llevarnos a tener problemas de cervicales e incluso dolor de cuello y migrañas. Una almohada de firmeza media hará que haya una correcta alineación entre cabeza, cuello y la columna vertebral o se puede dormir sin almohada o con una ortopédica para evitar que las cervicales puedan sufrir. Como ya hemos comentado es la peor postura para los que sufren de problemas de apnea o que ronquen.

Las consecuencias de dormir mal son muchas e importantes. De hecho, algunas de las enfermedades que sufrimos tienen un vínculo significativo con la falta de sueño, como el alzhéimer, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la diabetes o la depresión, porque al final todos los sistemas importantes de nuestro cuerpo y mente se resetean durante el sueño. Cuanto más corto sea nuestro sueño, más corta será nuestra vida. Si queremos llegar a mayores y hacerlo lo más sano posible, debemos invertir en dormir bien.  ¡Un buen colchón, una buena postura y si hay una buena compañía …mejor que mejor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *